jueves, octubre 12, 2006

Andrea Bocelli

El tenor italiano Andrea Bocelli, quien en poco tiempo se consagró como estrella de la música no sólo de la ópera, sino incluso del pop, es dueño de una voz poderosa y frágil a la vez, que ha moldeado como instrumento pleno de emoción y delicadeza, capaz de llegar al corazón.
Nacido el 22 de septiembre de 1958 en Lajatico, un poblado rural de la región italiana de Toscana, donde, a pesar de su ceguera, se forjó con gran temple gracias a las enseñanzas de sus padres, Bocelli disfruta el placer de la música, con la que ha cautivado al mundo entero.

Criado según la consigna de no aceptar la derrota sin sacar fuerzas de ella, Andrea adoptó como filosofía de vida una cita del novelista francés Antoine de Saint-Exupéry, que reza así: "Uno sólo ve claramente a través del corazón, pues lo esencial es invisible".

Influido por grandes tenores italianos, entre ellos Franco Corelli, Bocelli soñó desde pequeño con el mundo de la ópera, cuyas obras aprendió de memoria y de oído.

Al fin de la adolescencia sus ideales de juventud relacionados con una vida dedicada a la música se vieron minados por las dudas y la realidad, y decidió viajar a Pisa para asistir a la Universidad, donde estudió Derecho mientras tocaba clásicos de Frank Sinatra, Charles Aznavour y Edith Piaf en bares de la localidad.

Sin embargo, al enterarse de que el ídolo de su niñez, Franco Corelli, impartiría clases maestras en Turín, Andrea se acercó al maestro, quien reconoció en su voz una belleza natural que le recordaba las cualidades de varios tenores toscanos legendarios, por lo que lo acepta como alumno y Andrea suspende la carrera de leyes.

Según datos biográficos, hacia 1992, Zucchero, la estrella del rock italiano, necesitaba un tenor que le ayudara a preparar un demo para el dueto "Miserere", que habría de cantar con Luciano Pavarotti, y fue allí donde apareció un joven, Bocelli, que tocaba en los bares y que sin gran esfuerzo captó la esencia de la canción.

Posteriormente, en 1993, Caterina Caselli Sugar, presidenta de la marca Sugar, una de las compañías musicales de mayor permanencia en Italia, se acercó a Andrea luego de escucharlo cantar "Nessun dorma" en una fiesta privada.

Lo invitó a acudir a su oficina para que escuchara una composición inédita titulada "Il mare calmo della sera", y, tras cautivarla, le consigue una invitación al Festival de la Canción de San Remo. El éxito no se hizo esperar y dio origen a su primer disco.

Tras lanzar Bocelli en 1996 vendría su consagración, con el álbum Romanza, que llevó la voz de Andrea directo a los corazones que conquistó con su letra en italiano, que, si bien no todos comprendían, estaba llena del lenguaje de la emoción.

Con la melodía "Con te partiro" -que compusieron Francesco Sartori y Lucia Quarantotto- y de la que se hizo un arreglo para el dueto con Sarah Brightman titulado "Time to say goodbye", Bocelli terminó por seducir al público europeo en 1997.

Con la premisa de que surgía un fenómeno internacional llamado Andrea Bocelli, "Time to say goodbye" estuvo en la cúspide de la lista de sencillos en varios países, entre ellos Alemania, donde se convirtió en el tema mejor vendido en toda la historia.

Junto con su carrera dedicada a la música popular, Andrea ha seguido cultivando su pasión por la ópera, en la que debutó con el disco Viaggio italiano, un homenaje personal a la tradición musical del tenor, no sólo a los grandes que lo inspiraron, sino a los inmigrantes italianos y a los héroes locales que celebraron y lanzaron la ópera en sus países adoptivos.

En 1998 lanzó un disco de música clásica titulado Aria, que se convirtió en uno de los álbumes de música clásica más exitosos de la historia.

La pasión de Andrea de compartir su amor por la ópera con un público más amplio, en especial con aquellos para quienes la ópera significaría una experiencia nueva y emocionante, había llegado a un punto que no se había imaginado ni en sueños.

Andrea es un apasionado, con un anhelo de vivir inextinguible y una gran sed por pasar por todo tipo de percepciones y experiencias.

Un ejemplo sorprendente de su tenacidad ante la vida quedó plasmado cuando Andrea visitó un aeropuerto en Italia y aceptó una invitación del club de paracaidistas del lugar, experimentando una espectacular caída libre de varios metros.

Apasionado también por la literatura y los deportes, con frecuencia descansa en compañía de sus amigos junto con una sencilla comida toscana, cuando el mismo Andrea toma posesión de la cocina familiar para crear otro tipo de obra maestra italiana.

No obstante que vive en un mundo de cambios frenéticos, el enfoque hacia la vida que tiene Andrea es sereno, disfrutando de los placeres sencillos de la vida y emprendiendo cada desafío con una enorme pasión.

Prueba de su éxito es que llegó a tener tres producciones entre los 15 primeros lugares de los álbumes clásicos. El Álbum de ópera en el primer puesto y Viaggio italiano en el segundo, mientras que Un himno para el mundo, a dúo con su compatriota Cecilia Bartoli, ocupa el lugar 12.

Para no encasillarse en el pop, en 2001 Bocelli lanzó Verdi con el ánimo de regresar por sus fueros a la ópera, con temas como “La bohemia”, “Tosca” o “El trovador”.

Otros duetos destacados de Bocelli han sido con Luciano Pavarotti, Eros Ramazzotti, Celine Dion o Al Jarreau, y, además, Carlos Santana, uno de los guitarristas de mayor éxito internacional, confirmó que grabará un dueto con Bocelli, a quien considera una "persona fantástica y un gran artista".

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Andrea Bocelli, el mas grande de toda la musica italiana y del mundo...es el mejor cantante...por eso lo idolatro..tiene una voz de angeles...es una voz del cielo...no tendrá vista...pero. tiene la mejor voz de la historia de la humanidad...el mejor cantante sin dudas.....
andrea sos un capo

agus26 dijo...

LA verdad q es envidiable...si queres pedime la biografia de otras personas que te gusten y las publicare...

saludos