domingo, setiembre 17, 2006

Pablo Javier Bengoechea

Fecha y lugar de nacimiento: 27- 6-65, Rivera, Uruguay
Trayectoria: Con Wanderers de Uruguay, Campeon 86. Sevilla de España, Gimnasia de Argentina. Con Peñarol, Campeon Uruguayo 93, 94, 95, 96, 97, 99; Campeon Liguilla 97; Campeon Parmalat 93,94; Vicecampeon Conmebol 93, 94. Con Uruguay: Campeon de America 87 y 95, Mundial Italia 90.
Pablo J. Bengoechea ha sido el jugador extranjero que más minutos ha vestido la camiseta del Sevilla con 9.347 minutos en 135 partidos.

Pablo Javier Bengoeche nació en Rivera el 27 de junio de 1965, para titularse bicampeón sudamericano con la celeste y pentacampeón uruguayo con la aurinegra de Peñarol.

Por la precisión de su remate con pelota quieta y en el total de su trato de pelota tanto en el pase como en el remate, muy bien fundamentado, le llaman "el profesor". Es uno de los "espejos" que aparecen en el milagroso fútbol uruguayo para que la juventud mire, imite, copie, estudie, aprenda. No es un proceso fácil, sino lento, alcanzable con sacrificio y trabajo, basta observar un día de entrenamiento de Bengoechea para ir comprendiendo el tema.

Llegó a Montevideo Wanderers con apenas 20 años, buscando una oportunidad. La pupila de los técnicos de nuestro medio, clase muy castigada, fue favorable en su caso, a los ocho meses estaba citado para la celeste por el profesor Omar Borrás, debutando en la copa "Orangel Bowl", en Miami, frente a Canadá, el 2 de febrero de 1986.

Joven, promisorio suplente, no concurrió al segundo mundial en México, pero brilló en Montevideo Wanderers, dirigido por el maestro Oscar Washington Tabárez.

Superado exitosamente por Borrás el período que la celeste quemaba, nuestro fútbol conquistaba paralelamente el mercado mundial con individualidades trascendentes y se acentuó el momento de los "repatriados". Bengoechea fue un elegido en ese aspecto, jugando afuera de casa, la selección lo llamó siempre y su respuesta fue trascendente.

Se armó la selección para el Preolímpico, dirigido por Roberto Fleitas (1987), y Pablo participó aunque el equipo celeste no alcanzó a clasificarse para los Juegos. Allí, en Bolivia, anotó su primer gol celeste a Brasil.

El Preolímpico fue además la preparación para la Copa América de 1987, en Buenos Aires, donde Bengoechea logró su primer título continental y anotó el gol importante frente a Chile.

Pasó de inmediato al fútbol español, al Sevilla, siendo requerido para los partidos más trascendentes de la selección, como el mundial de Italia, donde volvió a dirigirlo Tabárez.

En 1991 regresó a América, jugando en Gimnasia y Esgrima, pasando a Peñarol en el año 1993 para sumar campeonatos de la
mano de Gregorio Pérez.

En 1995 hizo un gol decisivo en el equipo celeste dirigido por Héctor Núñez, dándonos finalmente el título de la Copa América. Ya sumó 50 internacionales por Uruguay, siendo capitán ocasionalmente.

Bengoechea estuvo presente en el quinquenio aurinegro a pleno, jugando 118 partidos y anotando 48 goles para Peñarol en lo que hace exclusivamente a la estadística de la Copa Uruguaya.

No hay comentarios.: