miércoles, setiembre 06, 2006

Jim Broadbent

Sin duda es uno de los más reputados actores de la escuela inglesa. Jim Broadbent lleva años haciendo teatro, televisión y, cómo no, cine. En su filmografía destacan títulos tan conocidos y variopintos como Superman IV, Ricardo III, Moulin Rouge o Iris. Por esta última cinta fue premiado con el Oscar al mejor actor de reparto en 2001.

Jim Broadbent debutó en un escenario a la edad de cuatro años. La explicación es sencilla: su madre colaboraba en un grupo teatral de la parroquia local. En su adolescencia, y aún siendo un estudiante rebelde, consiguió una plaza para la Escuela de Arte. Pero su verdadera vocación era actuar y se cambió a la Academia de Música y Arte Dramático de Londres.

Terminados sus estudios, sus primeras oportunidades le llegaron como director de escena, pero poco a poco se fue haciendo un hueco como intérprete. Trabajó en televisión, en producciones teatrales y, más tarde, comenzó a despuntar en proyectos cinematográficos. Su esfuerzo y su capacidad interpretativa empezaban a captar la atención de los más reputados directores de cine británicos.

Su salto a Hollywood llegó en 1987, con su participación en Superman IV y, algo más tarde, Woody Allen le reclamó para aparecer en Balas sobre Broadway. Y es que durante la década de los 90, el prestigio de Broadbent fue en aumento. Con títulos como Smila: misterio en la nieve, Los Vengadores y Little Voice, se convirtió en uno de los artistas británicos más reputados a uno y otro lado del charco.

Con la llegada del siglo XXI, su agenda ha seguido llenándose de proyectos tan importantes en taquilla como El diario de Bridget Jones, Moulin Rouge, Gangs of New York o Iris. Su papel en esta última película le supuso su primer Oscar al mejor actor secundario.

FUENTE

No hay comentarios.: