miércoles, setiembre 06, 2006

Nicolas Cage


Podría haberlo tenido fácil para triunfar en Hollywood con sólo apelar al nombre de su tío, Francis Ford Coppola. Pero su objetivo era llegar a lo más alto por méritos propios: por eso se cambió el apellido. Y lo ha conseguido. Con un Oscar en su haber por su trabajo en Leaving Las Vegas, Nicolas Cage es hoy uno de los actores más respetados de su generación.

Hijo de un profesor de literatura y de una bailarina y coreógrafa, puede que lo que más influyera en Nicolas Coppola a la hora de dedicarse al cine fuera ser sobrino del prestigioso director Francis Ford Coppola. Aun así, el chico decidió cambiar su apellido por el de Cage para evitar que la fama de su tío marcara su carrera.

Nicolas Cage se inició como actor teatral en sus tiempos de instituto en Beverly Hills. En 1982 debutó en el cine con un breve papel en Aquel excitante curso, pero casi todas las escenas en las que aparecía fueron eliminadas del metraje final del film. Decepcionado, el chico llegó a pensar que su carrera como actor terminaba allí.

Fue entonces cuando su tío le proporcionó un trabajo dando la réplica a los actores que se presentaban al casting de su nuevo proyecto, La ley de la calle (1983), y finalmente se ganó un papel en la película. Tanto ese trabajo como su personaje de rockero-punk en su siguiente film, Valley Girl, dieron un empujón a su carrera.

Cage pasó el resto de la década encarnando a personajes curiosos o de dudosa reputación, entre ellos dos nuevas colaboraciones con su tío en The Cotton Club y Peggy Sue se casó. En 1987 llegaron dos papeles que consolidarían su carrera: el del ladrón de buen corazón de Arizona Baby y el de novio de Cher en Hechizo de luna, por el que obtuvo una nominación al Globo de Oro y una legión de admiradoras.

En los 90, Nicolas interpretó papeles tan diversos como el violento exconvicto de Corazón salvaje, de David Lynch, o el alcohólico moribundo de la aclamada Leaving Las Vegas, de Mike Figgis. Por este último trabajo se llevó el Oscar al mejor actor en 1996 y entró en el ranking de los intérpretes más importantes de Hollywood.

Tras el Oscar trabajó en varios films de gran presupuesto como La roca, Con Air o Cara a cara. En los últimos años ha alternado films de acción (Asesinato en 8mm, 60 segundos) con cintas románticas como City of Angels o La mandolina del capitán Corelli.

En 2002 protagonizó Adaptation, una singular comedia de Spike Jonze, donde interpreta a dos hermanos gemelos de lo más dispares. Ese trabajo le valió una nominación al Oscar al mejor actor.

Otras películas de su filmografía son: Luna de miel para tres, Tess y su guardaespaldas, Birdy, Te puede pasar a ti, Adiós a la inocencia, Family Man, Al límite, Windtalkers...


No hay comentarios.: