martes, noviembre 07, 2006

José Antonio ‘Gringo’ Castro

José Antonio ‘Gringo’ Castro jugó su primer partido del máximo circuito en el Estadio Nou Camp cuando las Águilas del América visitaron al León en la fecha nueve del Verano 2001, fue uno de cuatro jóvenes que debutaron ese día.

Alfio Basile se vio obligado a utilizar cuatro novatos porque su equipo tuvo múltiples ausencias debido a lesiones y suspensiones, junto a Castro se presentaron Andrés Hernández, Carlos Infante y Diego Aguilar, pero el ‘Gringo’ fue el único que jugó los 90 minutos y el único que se mantuvo en el equipo ganándose la titularidad y el llamado a la selección mexicana.

Además de ese partido jugó otro en ese torneo, la siguiente semana contra Pachuca, ingresó al campo en lugar de Franky Oviedo, después salió tres cotejos a la banca y ya no lo hizo más. Actuó dos veces más en el Invierno 2001, pero fue hasta el Verano 2002 cuando tuvo más regularidad.

Manuel Lapuente lo utilizó como relevo en 11 partidos durante el torneo regular, pero fue titular en los seis compromisos de la liguilla y ayudó a terminar con la maldición de las Águilas al coronarse en la final contra Necaxa.

A partir de entonces, Castro ha sido dueño de la lateral derecha del equipo americanista, su primer gol lo hizo en la fecha 5 del Apertura 2002, contra Necaxa, y volvió a anotar la siguiente semana, en contra de Atlante, pero después ya no volvió a hacerse presente en el marcador.

La llegada de Ricardo La Volpe a la selección mexicana fue con buenos augurios para el defensa ya que estuvo en su primera convocatoria, de hecho, su nombre estuvo en la lista de los primeras 12 llamados del estratega argentino, ya no fue requerido por más de dos años pero volvió en la última de 2005 y en las últimas antes de darse a conocer la lista preliminar de mundialistas mexicanos.

Su debut con el Tri fue el 4 de febrero de 2003, contra Argentina, entró en el minuto 74 en lugar de Jesús Olalde. Participó en los primeros cinco cotejos de la era La Volpe, siempre ingresando en los segundos tiempos, después de jugar contra Brasil el 30 de abril ya no volvió a aparece en la cancha hasta el 14 de diciembre de 2005, contra Hungría.

Saltó como titular por primera vez el 1 de marzo de 2006 contra Ghana, jugó los 90 minutos, al igual que el 29 del mismo mes contra Paraguay, que fue el último cotejo antes de ser llamado para el Mundial 2006.

Una vez en la justa mundialista, Castro jugó hasta el tercer partido, frente a Portugal, donde entró de cambio al minuto 69 y al final digirió la derrota por 1-2. Para octavos de final fue titular y participó todo el juego en la caída ante los argentinos.